Tiroteos y robos a restaurantes en el Parque 93 de Bogotá se suman a la crisis de seguridad

El empresario bogotano Roberto Franco Charri ingresa a un edificio de oficinas momentos antes de ser baleado por un sicario.  Foto: Gorjeo
El empresario bogotano Roberto Franco Charri ingresa a un edificio de oficinas momentos antes de ser baleado por un sicario. Foto: Gorjeo

Una reciente serie de robos a mano armada en restaurantes de Bogotá ha dejado a los residentes de la capital colombiana conmocionados y frustrados por el empeoramiento de la situación de seguridad. Sin embargo, el horrible incidente del miércoles por la mañana que involucró el asesinato selectivo del empresario Roberto Franco Charri en el exclusivo distrito de Parque 93 ha generado temores de que el crimen esté fuera del control de las autoridades policiales.

La forma en que Roberto Franco Charri fue baleado a quemarropa por su agresor en el vestíbulo de un edificio de oficinas conmocionó a Bogotá. El incidente fue captado por CCTV y reveló que el asesino entró al edificio armado con una pistola y un silenciador antes de disparar rápidamente a su víctima, que estaba hablando por su teléfono móvil.

A continuación se produjo un intenso tiroteo en el Parque 93 entre los guardias de seguridad personal de Franco Charri, los guardaespaldas del parque y los atacantes, lo que obligó a los comensales y camareros del Café Bagatelle a esconderse debajo de las mesas. Imágenes horripilantes de clientes de un restaurante disfrutando de un desayuno con vista a un parque resaltaron el último episodio de la falla de seguridad de alto perfil en Bogotá.

Los empleados y comensales de Bagatelle se agachan para cubrirse durante un tiroteo en el Parque 93 en Bogotá el miércoles por la mañana.  Foto: Gorjeo
Los empleados y comensales de Bagatelle se agachan para cubrirse durante un tiroteo en el Parque 93 en Bogotá el miércoles por la mañana. Foto: Gorjeo

El coronel Juan Arévalo, comandante de seguridad ciudadana de la Policía Metropolitana de Bogotá, reveló que Roberto Franco Chari, hermano de Oscar Franco, exdirector de la Dian tributaria del país, fue víctima de un sicario. Habían pasado apenas seis desde que Franco Charri se bajó de su BMW negro para asistir a una reunión en el norte de Bogotá cuando ocurrió el tiroteo. Fuentes de los medios locales especularon que cuatro asesinos estaban en el área planeando cuidadosamente el violento asesinato. Los funcionarios de seguridad también reconocen la presencia de una motocicleta vinculada al delincuente herido, que fue vista deambulando por las calles cercanas al Parque de la 93 días antes del incidente.

Dijo uno de los testigos que había notado la motocicleta sospechosa desde el domingo. “Tomé las placas de esa moto porque me parecía sospechosa. El lunes y martes también lo vi aparcado frente al edificio de oficinas del empresario. Ya lo estaban siguiendo.» Según el comandante de la Policía de Bogotá, José Gualdrón, sólo hay informes de que en el crimen participaron dos personas.

El vídeo clave puede ayudar a localizar a uno de los asesinos, que se cree que es el tirador. Muestra a un hombre subiendo a una motocicleta como pasajero, lo que sugiere que puede ser su ruta de escape. Los investigadores creen que el asesino pudo haber coaccionado a un motociclista que pasaba y amenazó con huir de la escena. La motocicleta abandonada, que constituye una importante prueba, permanece bajo análisis por parte de la policía y la Fiscalía General de la República. El conductor de la motocicleta que se dio a la fuga también intentó huir, pero, según informes, un guardaespaldas le disparó y no resultó herido de gravedad. Actualmente, esta persona se encuentra bajo custodia de las autoridades.

El comandante de la Policía Metropolitana, José Gualdrón, dijo que el detenido es un colombiano de 28 años. También señaló que la motocicleta utilizada en el sicariato fue robada en noviembre pasado en Medellín, cuando los delincuentes cambiaron las placas.

A medida que avanza la investigación, el incidente ha alimentado el debate sobre la inseguridad de Bogotá, la urgencia de que haya más policía en las calles y el derecho de los ciudadanos privados a poseer armas para defensa propia. Cuatro años después de que la ex alcaldesa Claudia López fuera acusada de ser blanda con el crimen pero promover sus logros en costosas campañas publicitarias, el actual alcalde Carlos Fernando Galán tiene la difícil tarea de restaurar sin recurso el sentido de confianza de los bogotanos en la seguridad de la capital. medidas tan drásticas como la militarización de Bogotá.

Puede interesarte

JetSMART Colombia proporciona AOC; Esta empezando

JetSMART Colombia (Bogotá) inició vuelos comerciales en Colombia el 14 de marzo, con el A320-200N …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *