Enlace de la policía de Nueva York se desplegará en Bogotá en medio de la crisis migratoria | Internacional

Colombia fortalecerá los lazos de cooperación policial con Estados Unidos al albergar el primer punto de contacto en América Latina del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), que próximamente se establecerá en Bogotá. El mayor representante de la policía urbana de Estados Unidos se unirá a otras 13 ciudades como Toronto, Tel Aviv y Madrid. Las autoridades de Colombia y Nueva York están ultimando los detalles de un memorando de entendimiento que allanará el camino para la llegada de un espía de alto rango que tendrá una presencia permanente en la capital colombiana.

A la espera de que se publiquen los detalles del acuerdo, la comisionada adjunta de Inteligencia y Contraterrorismo de Nueva York, Rebecca Weiner, analizó los motivos de la decisión. «Esto surge de la comprensión de que tenemos problemas muy preocupantes en nuestra frontera sur: la epidemia de fentanilo, organizaciones criminales transnacionales que pueden tener un punto de apoyo en Estados Unidos y cada vez más en nuestra ciudad, y la crisis migratoria», dijo Weiner. Desayuno anual de la Fundación de la Policía de Nueva York, según anuncios Noticias diarias de Nueva York.

La medida implica tener un oficial en Bogotá para reportar a Nueva York los movimientos o actividades de los sindicatos del crimen organizado. Weiner enfatizó que el objetivo es obtener información precisa lo más rápido posible si se produce un evento que pueda afectar a la ciudad más poblada de Estados Unidos, y citó como ejemplo los informes de un espía asignado a Tel Aviv sobre los ataques de Hamás en Israel. . El pasado octubre. El comisionado de la policía de Nueva York, Edward Caban, aseguró que el punto de contacto en Bogotá, así como otro en Tucson, Arizona, maximizará la presencia regional del departamento y «proporcionará inteligencia crítica que será vital para la protección de Nueva York».

La ciudad de destino del enlace, cuya identidad se desconoce, así como el lugar específico desde donde será enviado, fueron descritas por el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, durante una visita a Colombia en octubre de 2023 como parte de una gira. William Salamanca, director general de la Policía Nacional de Colombia, dijo que América Latina debe conocer las principales rutas de los migrantes hacia Estados Unidos. «Tuvimos reuniones con su equipo en apoyo y asociación con el embajador (Luis Gilberto) Murillo y el embajador (Francisco) Palmieri, y él planteó la posibilidad de tener aquí un oficial de enlace», señaló el general. Salamanca mantiene estrechas relaciones diplomáticas con Estados Unidos, donde fue cónsul en Miami antes de asumir su actual cargo a petición del presidente colombiano, Gustavo Petro.

Durante su visita el año pasado, el alcalde Adams fue testigo de la complejidad del fenómeno migratorio en Necoclí, un municipio de unos 45.000 habitantes en la región de Urabá en Antioquia, donde comienza el peligroso viaje hacia el Tapón del Darién. También sobrevoló la selva entre Colombia y Panamá, donde miles arriesgan sus vidas tratando de llegar a Centroamérica en busca de mejores oportunidades hacia el norte. Muchos de estos inmigrantes terminan en Nueva York.

La Embajada de Colombia en Estados Unidos admitió que la visita de las delegaciones de ambos países a Necocl fue un paso clave para comprender la situación en el puesto fronterizo y encontrar soluciones conjuntas. «Esta cooperación bilateral se centra en compartir conocimientos, avances operativos y mejorar la capacidad técnica de la Policía colombiana para abordar los desafíos regionales y globales, incluida la movilidad humana», confirmó la embajada a EL PAÍS.

Migrantes en el muelle antes de abordar un barco en Nekokli, agosto de 2021.
Migrantes en el muelle antes de abordar un barco en Nekokli, agosto de 2021.Santiago Mesa

Según la Defensoría del Pueblo, el Darién atravesó el año pasado unos 520.000 migrantes, más del doble que en 2022. Del total, 113.180 eran niños y adolescentes. Del lado colombiano, el territorio sigue bajo control del clan del Golfo Pérsico, considerado el sindicato de narcotráfico más grande del país. El ejército colombiano ha calculado que esta banda armada cobra un promedio de 125 dólares por cada persona que intenta cruzar entre ríos y montañas.

Huan Pappier, subdirector para las Américas de Human Rights Watch, explica que el Tapón del Darién se ha convertido en una encrucijada migratoria, uno de los hechos que explica la designación de conexión con Nueva York. “Las principales debilidades de la respuesta de América Latina a la migración son la falta de rutas legales y seguras para la migración hacia el norte, las limitaciones de las políticas de integración y regulación en América del Sur y la falta de control territorial para proteger a la población en vastas áreas. la región», afirma.

La continua llegada de inmigrantes a Nueva York se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades de la ciudad. El alcalde Adams advirtió a finales del año pasado que habían llegado «al límite de su capacidad» tras recibir más de 122.000 solicitudes de asilo en menos de dos años.

Migrantes en un punto de distribución de alimentos y ropa de abrigo en Nueva York el 20 de enero.
Migrantes en un punto de distribución de alimentos y ropa de abrigo en Nueva York el 20 de enero. Andrés Kudacki (AP)

La policía colombiana tiene una larga historia de cooperación internacional con agencias de inteligencia de todo el mundo en la lucha contra el crimen organizado transnacional, principalmente con Estados Unidos. El exsecretario de Defensa y exembajador Gabriel Silva Luján destaca que la alianza con el NYPD se basa en una necesidad común de combatir la migración irregular.

«Sin duda, lo que ha sucedido con la migración ilegal es que Colombia se ha convertido en el país de tránsito más importante de la región, con personas que vienen de todas partes de África, Asia, América Latina y el Caribe para intentar llegar a Estados Unidos. Si uno quiere entender el fenómeno y reunir inteligencia relevante para prevenir situaciones en Nueva York y su zona de influencia, entonces es lógico que la policía quiera tener esa presencia”, afirmó Silva.

Tras la aprobación oficial del memorando de entendimiento, se definirá el alcance de la cooperación. Para Colombia, eso podría significar acceso a información para ayudar a desmantelar organizaciones criminales. “El área de Nueva York es una de las zonas de destino más populares para muchos de los inmigrantes ilegales traficados por las mafias colombianas, incluido el clan del Golfo. Se agradecería cualquier información que ayude a descubrir cómo operan estas pandillas. Además, la policía de Nueva York tiene capacidades que la policía colombiana no tiene”, añadió el exministro.

Matthew Charles, sociólogo de la Universidad Externado de Colombia e investigador sobre crimen organizado, cree que tener una alianza a nivel de ciudades garantizaría un acceso más inmediato a la información en ambos lados de la frontera. “Esto es importante porque quienes investigan suelen ser la policía local. Si hablan entre ellos, pueden mejorar sus investigaciones y su capacidad para luchar contra el crimen transnacional».

La Fundación de la Policía de la Ciudad de Nueva York, una organización independiente sin fines de lucro creada para promover la seguridad pública, cubrirá los costos de los enlaces en Bogotá y Tucson, mientras que sus salarios serán pagados directamente por la agencia policial a la que pertenecen. «Nuestra filosofía siempre ha sido, es la base de nuestro programa de comunicaciones. No vamos a esperar a que nos lleguen los problemas”, dijo Weiner.

Registro a nuestra newsletter semanal para recibir más noticias en inglés de EL PAÍS Edición USA

Puede interesarte

JetSMART Colombia proporciona AOC; Esta empezando

JetSMART Colombia (Bogotá) inició vuelos comerciales en Colombia el 14 de marzo, con el A320-200N …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *