El banquero central de Colombia dice que los datos allanan el camino para más recortes de tasas

(Bloomberg) — La desaceleración de la inflación y la debilidad de la economía de Colombia exigen recortes más agresivos de las tasas de interés, aunque las autoridades deben permanecer alerta a los riesgos potenciales futuros, según un miembro de la junta del banco central.

El hecho de que la inflación haya estado por encima de la meta durante los últimos tres años exige cautela, incluso después de que en febrero disminuyó a su ritmo más lento en dos años, dijo en una entrevista la codirectora del banco central, Bibiana Taboada.

«Desde la última reunión venimos diciendo que si la inflación lo permite, y los datos generales lo permiten, vimos la posibilidad de reducciones un poco mayores», afirmó. «La información recibida va en esa dirección».

Colombia todavía tiene los costos de endeudamiento más altos entre las economías latinoamericanas con metas de inflación después de dos recortes de un cuarto de punto cada uno, que llevaron la tasa clave a 12,75%.

Desde la reunión de la junta directiva del banco en enero, los datos de inflación han demostrado que el fenómeno climático de El Niño no ha causado un impacto importante en los precios de los alimentos, aunque existen dudas sobre su impacto en la energía hidroeléctrica. Los efectos de indexación del aumento del 12% en el salario mínimo no fueron dramáticos, excepto para los alquileres y algunas medidas de educación.

Mitigación «ordenada»

Taboada, economista con una maestría en la Escuela Kennedy de Harvard, dijo que un ciclo «ordenado» de flexibilización monetaria es preferible a recortar demasiadas tasas de interés y revertirlas si la inflación se desvía de su objetivo de largo plazo.

«Si bien no se sabe cómo será el ciclo, y siempre decimos que nos basamos en datos, debemos tener cuidado de no sorprender demasiado al mercado», dijo. «Hubiera preferido que fuera un camino más predecible».

En reuniones anteriores, la junta del banco central ha estado dividida sobre la escala de los recortes de tasas, y el ministro de Finanzas, Ricardo Bonilla, argumentó que Colombia debe acelerar el ciclo de flexibilización porque la inflación anual ha caído durante 11 meses y es hora de impulsar la demanda interna. . Dijo que en la reunión del 22 de marzo el banco debería discutir reducciones de más de medio punto porcentual.

El gobernador Leonardo Villar dijo que el banco debía ser cauteloso ya que los riesgos de inflación persistían y un rápido recorte de tasas podría provocar salidas de capital y debilitar el peso. Sin embargo, dijo que una vez que se den las condiciones, las autoridades podrían flexibilizar la política monetaria más rápidamente.

Leer más. El jefe del banco central de Colombia ve riesgos en recortar las tasas de interés demasiado rápido

La inflación se desaceleró hasta el 7,74% en febrero desde un máximo del 13,34%, mientras que los aumentos de los precios, excluyendo alimentos y bienes regulados, disminuyeron hasta el 8,53%, todavía casi tres veces el objetivo de inflación del 3% del banco central, más o menos 1 punto porcentual.

Colombia debe estar abierta a pausar el ciclo si hay sorpresas para entender la información y tener más certeza, dijo Taboada.

lecciones de chile

Las autoridades colombianas también son conscientes del riesgo cambiario que suponen grandes movimientos en la política monetaria, dijo Taboada.

«Una de las precauciones que se deben tomar es comunicarse claramente con el mercado para que no haya sorpresas y devaluaciones monetarias debido a recortes inesperados de las tasas de interés», dijo.

Los políticos chilenos sorprendieron a los mercados con recortes de tasas de interés más de lo esperado, y la moneda del país se ha debilitado casi un 7% frente al dólar este año, el peor desempeño entre las monedas de los mercados emergentes rastreadas por Bloomberg después de la lira turca.

Colombia no persigue ningún nivel de tipo de cambio y le permite flotar libremente, pero el banco central debe evitar fuertes devaluaciones que podrían impulsar la inflación e impedir que alcance la meta, que las autoridades esperan que suceda en 2025, en el medio, dijo. .

Los analistas encuestados por el banco central en febrero esperaban que la junta de siete miembros redujera la tasa de interés de referencia al 12,25% en la reunión de este mes, mientras que los operadores en el mercado de swaps de tasas de interés estaban descontando un 8,5% para los próximos 12 meses.

Una oportunidad de inversión

El producto interno bruto de Colombia aumentó sólo un 0,6%, el más bajo desde 1999, excluyendo la pandemia, con recortes en sectores clave como la manufactura, la construcción, el petróleo y la minería. Los economistas del banco central predijeron un crecimiento del PIB de menos del 1% este año.

El banquero central de 42 años dijo que si bien se esperaba que el producto interno bruto se desacelerara, la caída de la inversión privada fue mucho peor de lo esperado.

«La inversión ha caído más de lo esperado, ciertamente en parte debido a las altas tasas de interés, pero también debido a un entorno que no ha sido favorable para la inversión privada», afirmó.

©2024 Bloomberg LP

Puede interesarte

JetSMART Colombia proporciona AOC; Esta empezando

JetSMART Colombia (Bogotá) inició vuelos comerciales en Colombia el 14 de marzo, con el A320-200N …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *